Para Espanol Oprima Aqui

Estimado Señor o Estimada Señora,

Ser detenido o detenida por un delito es una experiencia terriblemente humillante. Yo entiendo y quiero ayudarle. Mi nombre es Mark Blair. Soy abogado de derecho penal, soy local, agresivo y con 20 años de experiencia en la defensa de casos penales. Manejaré su caso personalmente y le daré la misma atención especial que le he dado a cantidades de personas que he representado por los últimos 20 años en casos de conducir bajo efectos etílicos.

Un caso de conducir bajo el efecto de alcohol y/o las drogas es complicado porque implica dos foros y procedimientos completamente diferentes: el tribunale de justicia y el Departamento de Vehículos Motorizados. Cada uno tiene penas potenciales y trampas distinctas. En el tribunal de justicia, se arriesga ser multado y encarcelado; en el Departamento de Vehículos Motorizados, se expone a perder su privilegio de conducir.

Quiero ayudarle a evitar encarcelación, multas y la pérdida de su licencia. Le he proporcionado un folleto tocante cómo luchar contra acusaciones de conducir bajo la influencia.

Por favor, ¡el tiempo se hace corto! Su privilegio de manejar y su libertad son valiosos, así que usted debe actuar inmediatamente. Usted tiene solamente 10 días desde la fecha de su arresto para preservar sus derechos con el Departamento de Vehículos Motorizados. Haga favor de llamar al (650) 344-4343, (408) 295-4343, (510) 845-4343, (415) 664-4343, (925) 935-4343 or (707) 252-4343, confidencial e informativa. Acepto tarjetas de crédito y tengo planes del pago. Visite

Yo quiero informarle de sus derechos, revisar los detalles del delito para ver como es que podemos pelear su caso y determinar si hay posibles consecuencias de inmigración.

COMO PELEAR UN CASO DE
MANEJAR BAJO LA INFLUENCIA

Un caso de manejar bajo la influencia se divide en dos partes – la causa penal y la audiencia del Departamento de Vehículos Motorizados (“DMV”). Cada uno contiene los mismos cuatro componentes: atacar las observaciones de conducir de mala manera hechas por el policía; refutar el resultado del examen de sobriedad hecho en el campo por la policía; negar los supuestos “síntomas objetivos de embriaguez”; y, causar duda sobre la validez de los resultados de las pruebas químicas. La audiencia del DMV se rige por el código de derecho administrativo. En esas audiencias, cómo he detallado en la Sección V de éste folleto, las reglas de evidencia son más relajadas.

Atacar las observaciones de conducir de mala manera hechas por el policía.

El fiscal tratará de mostrar que el condicir de mala manera fue causado por debilitación alcoholica. Por ejemplo, un fiscal alegaría que el conducir a velocidad excesiva o el fallar en parar completamente en un alto es indicación de estar desabilitado a base del alcohol.

En éste ejemplo (conducir a velocidad excesiva o fallar en parar completamente en un alto) el oficial típicamente omite en su informe todo que el conductor hizo bien. La contra-interrogatoria puede mostrar que cuando el oficial prendió sus luces para parrar al chofer, el chofer de inmediato reaccionó con las luces (consistente con la sobriedad). El chofer escogió un área segura para parrar el coche (consistente con la sobriedad). El chofer se aisló de la vía de manera segura (consistente con la sobriedad). La contra-interrogatoria podría mostrar que aún si el chofer iba conduciendo a alta velocidad, el oficial ha parado a muchas otras personas por velocidad excesiva que están sobrios.

También, durante la contra-interrogatoria se puede mostrar que señas clásicas de “manejar tomado”- como cruzarse carriles, causar accidentes y el huirse a un policía – no ocurrió en este caso. Si occurió un accidente, tratariamos enseñar que el accidente no fue causado por alcohol.

I. Refutar el resultado del examen de sobriedad hecho en el campo por la policía.

El fiscal tratará de resaltar todo lo qué el chofer falló en hacer bien durante la prueba de sobriedad hecha en el campo.

Refutaremos la prueba de sobriedad hecha en el campo en distintas maneras. Primero debemos educar a el jurado que el ser desabilitado (dentro de lo que cabe bajo los casos de manejar bajo la influencia) significa deshabilitación mental y NO DESHABILITACIÓN FÍSICA.

La fiscalía y la policía casi siempre acentúan los errores cometidos por un chofer en la prueba de sobriedad hecha en el campo. Éstos errores pueden ser explicados fácilmente por deshabilitación física en vez de deshabilitación mental.

Entonces ya atacamos el resultado verdadero de la prueba. El oficial pudo haber dirigido al chofer a cumplir, por ejemplo, una prueba “talón-a-dedo”, en donde una persona tiene que tomar ciertos pasos en una dirección, darse la vuelta y regresarse tomando otra cantidad de pasos. El oficial podría decir, por ejemplo, que la persona no colocó inmediatamente el talón pegado al dedo en paso número tres y que dejó una distancia de media pulgada entre dos pies. Problemas físicas de estar tieso después de manejar ya muy noche puede causar tal resultado.

Además, superficies desiguales, el cansancio, y/o deslumbre del tráfico que se acerca (o del propio vehículo del oficial) puede causar tal resultado. De tal importancia, La contra-interrogatoria debe mostrar que cierto (vea por favor el dorsal) espacio entre un talón y el dedo es, de hecho, permitido.

Además, demostraremos todo lo qué el chofer completó correctamente en cada de las pruebas de sobriedad hechas en el campo. Utilizando otra vez el ejemplo de la prueba de talón a dedo, nosotros podemos dividir en varias partes la prueba de talón-a-dedo.

Por ejemplo, si el oficial pidió que la persona diera ocho pasos fuera y siete de regreso, y la persona deja un espacio entre talón y dedo al dar el cuarto paso, nosotros podríamos mostrar que la persona dió correctamente el paso número uno, el número dos, número tres, número cinco, número seis, número siete, número ocho, etc y mantendriamos una lista de todos los pasos correctamente dados a comparación de los paso dados incorrectamente.

III. Negar las supuestas “síntomas objetivos de embriaguez”

El fiscal le sacará información al oficial tocante, por ejemplo, los ojos rojizos o llorozos del chofer o “el olor de alcohol” en el aliento del chofer.

Debemos, desde el principio del caso durante la selección del jurado, acentuar que la ley no prohibe beber alcohol y manejar. La ley prohibe manejar mientras está uno dehabilitado. Ésta distinción es vital durante la contra-interrogación del oficial tocante “las síntomas objetivas de embriaguez” porque éstas supuestas síntomas están presentes cuándo se bebe alcohol, sin que la persona esté (o no esté) deshabilitado.

Además, podemos mostrar que otros factores independientes del consumo de alcohol puede producir ojos rojizos (los pupilentes, el cansancio). Además, “el olor de alcohol” es una asertación errónea porque las añadiduras en el alcohol, no el alcohol propio, crean el olor.

Alternativamente, podemos (si los hechos son correctos) untilizar “el olor de alcohol” para establecer que el chofer bebió inmediatamente antes de ponerse detrás del volante y de esa manera se presenta la defensa de levantamiento de alcohol en la sangre (al empezar a manejar, el nivel de alcohol en la sangre estaba bajo el límite. Pero en el tiempo que se lleva en llegar a la estación para tomar la prueba, el cuerpo del chofer ha absorbido completamente todo el alcohol. Para cuando la persona toma la prueba, ya se encuentra sobre el 0,08 límite).

IV. Causar duda sobre la validez de los resultados de las pruebas químicas.

El acusador llamará como testigo a una persona del Departamento de la Justicia, el criminólogo, para testificar acerca de las pruebas químicas y presentar una opinión acerca del estado de la sobriedad de la persona que manejaba. La prueba química pudo haber sido de sangre o de aliento. La contrainterrogatoria del criminólogo mostrará, por ejemplo, que el criminólogo tiene prejuicio porque antes venir al tribunal, él ya había decidido que el chofer ya estaba bajo la influencia durante el tiempo que manejó.

Además, la contrainterrogatoria podría revelar que el criminólogo tiene muy limitada su experiencia, o que la única fuente de su experiencia surge de su empleo con un agencia de la orden pública. Además, el currículum vitae del criminólogo puede mostrar que él jamás ha publicado algún artículo o libro sobre su supuesta área de pericia (en comparación a el perito presentado por la defensa).

Si, por ejemplo, durante la prueba de sobriedad hecha en el campo, la persona correctamente hizó 79 cosas e hizó tres cosas incorrectas, notariamos que ese resultado seguramente daria el pase en un examen escolar, de trabajo, etc.

A. La sangre

Contra-interrogación puede mostrar que el criminólogo, tratndo el tema de análisis de la sangre, no examinó la muestra en una manera que determina si el nivel apropiado de conservante y anti coagulanant estaba presente (la ausencia de ambos o la deficiencia/superabundancia de una u otra puede causar un resultado alto falso).

Además, podemos reexaminar la muestra de sangre, y si el resultado es diferente (más bajo), contrainterrogar a el criminólogo tocante la discrepancia entre los dos resultados.

B. El aliento

En cuanto a una prueba de alcoholemia, el criminólogo puede ser contra interrogado tocante cómo el resultado de aliento es una medida indirecta de alcohol en la sangre; tocante los defectos en la calibración del alcoholímetro (si es que existen defectos), y tocante cualquier falta occasionada por el oficial al fallar en mantener el plazo apropiado de 15 minutos de observación antes de administrar la prueba de alcoholemia para prevenir contaminación de etanol en la boca.

V. Entendiendo la audiencia del Departamento de Vehículos Motorizados.

Independiente de los tribunales penales, el Departamento de Vehículos Motorizados tomará acción que afectará el permiso de conducir después que una persona es detenida por conducir ebrio. El chofer tiene sólo diez días para solicitar una audiencia para evitar la suspención de su licencia. Ésta audiencia es muy diferente a un juicio en el tribunal penal. El juez es un juez de derecho administrativo y las reglas de evidencia son mucho más informales, haciendolo más fácil para que el DMV presente evidencia en contra del chofer.

Sin embargo, nosotros podemos utilizar éstas reglas de evidencia relajadas a nuestra ventaja. El informe del oficial debe ser jurado correctamente antes que se utilizarse contra el chofer. Si el informe de oficial no fue jurado correctamente, usted podría ganar.

Si el oficial del DMV unicamente utiliza el informe de oficial y el informe no demuestra específicamente por qué el oficial lo paró, usted puede ganar.

Además, podemos atacar las observaciones hechas por el oficial, refutar las pruebas / los resultados de sobriedad hechas en el campo, refutar las supuestas “síntomas objetivas de embriaguez” y causar duda acerca de la validez de las prueba / los resultados químicos, así como se hace en un juico penal.

Normalmente el oficial y el criminólogo no están presentes en la audiencia de DMV. Podríamos obtener una ventaja al presentar evidencia mejor y más persuasiva porque nuestro lado presentaría testigos vivos y no dependeríamos en presentar pruebas de oídas como lo haría el DMV.

Atentamente,

Mark Blair, Abogado
(650) 344-4343
(408) 295-4343
(510) 845-4343
(415) 664-4343
(925) 935-4343
(707) 252-4343
Advertisement/anuncio